• Sin categoría

    Aquilone de Urbino, la fiesta de las cometas

    La bellísima localidad de Urbino, también conocida como la Roma de la región de Las Marcas, es siempre un destino hermoso y fascinante para cualquier viajero, pero aún más si se tiene la suerte de visitarlo a principios de septiembre, cuando se celebra l’Aquilone, la gran fiesta de las cometas.

    La tradición (o tal vez deberíamos decir arte) de hacer cometas hermosas y conseguir que vuelen majestuosamente está muy arraigada en esta ciudad. Dicen que todo llegó de la mano de los mercaderes venecianos que comerciaban en la Ruta de la Seda y que importaron esta costumbre de China.

    En todo caso, la fiesta del Aquilone es posterior, pues se inició en los años 50. En la actualidad los festejos duran todo un fin de semana: el sábado es el día del desfile inaugural, y el domingo es el día de la competición, sobre el césped verde de las Coline delle Cesane. Es entonces cuando el cielo de la ciudad se llena de las más variadas formas y colores, como si llovieran caramelos de las nubes.

    Decimos competición porque en realidad esto no es más que un gigantesco y espectacular concurso de belleza voladora. Cada uno de los barrios de Urbino organiza su propia contrada (equipo) y lucha por convencer al jurado de que sus cometas son las mejores.

    Al final del día la rivalidad entre barrios se esfuma y todos los habitantes de Urbino, además de un buen número de turistas, se reúnen en una gran cena popular en el Corso Garibaldi. Es el momento de disfrutar de otro espectáculo maravilloso: el de la deliciosa gastronomía de este rincón de la vieja Italia.

    Fotos vía: La Stampa

    Escrito por Daniel Terrasa el 12 septiembre, 2016 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario