Viajes

Aquavit, la bebida de los vikingos

En los países escandinavos, a la hora de tomar unos chupitos, la tradición marca que hay que beber un trago de Aquavit (Akvavit), un destilado de patatas o de cereales de alta graduación, en torno a los 40º. Nada mejor para entrar en calor si andamos de viaje por aquellas latitudes.

Muy parecida al schnapps alemán o a nuestro orujo, el nombre de esta bebida procede de la expresión latina aqua vitae, es decir, “agua de la vida”. Parece ser originaria de Dinamarca, aunque rápidamente se extendió por todo el ámbito escandinavo a partir del siglo XVI. Como sucede con otras bebidas alcohólicas, al principio se tomaba como una medicina, un remedio capaz de curar cualquier enfermedad. Hoy sabemos que se trata de un simple digestivo.

Las marcas más famosas siguen siendo las danesas, sobre todo Aarlborg, ¡Nadie pasa por esta ciudad del norte de Jutlandia sin llevarse una o varias botellas de aquavit! Sin embargo, tanto suecos como noruegos sostienen que el suyo es el mejor. Más que una cuestión de gustos parece que se trata de defender el orgullo nacional.

En cualquier caso, si compras una botella prepárate a rascarte el bolsillo, los impuestos sobre el alcohol son tan elevados en estos países que disparan los precios.

A diferencia de otras bebidas similares, el aquavit tiene que beberse a pequeños sorbos. Se consume habitualmente después de las comidas, especialmente en Navidad, aunque en Suecia es costumbre tomarlo también como aperitivo.

Por último hay que indicar que, pese al título del post y a que muchos se refieran a este destilado como “la bebida de los vikingos”, éstos nunca conocieron el aquavit, que fue creado muchos siglos después.

Fotos: Visit Denmark

 

Escrito por Daniel Terrasa el 14 abril, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario