Viajes

Angkor: una maravilla oculta en la selva de Camboya

Todo viajero que visite Camboya debe programar una visita al complejo urbano-religioso de Angkor, situado a unos 300 kilómetros al norte de Phnom Pehn. Un lugar que refleja el esplendor del Imperio Jemer (o Khmer), que floreció entre los siglos VIII y XI de nuestra era y que permaneció oculto a los ojos del mundo en la espesura de la selva durante siglos.

Fue el explorador francés Henry Muhout en 1860 quien redescubrió este impresionante complejo arquitectónico, declarado en 1992 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, más de un siglo después.

Se trata de un inmenso e impresionante conjunto que consta de más de cien templos que rodean el Monte Meru, considerado por el Hinduísmo el hogar de los dioses y el centro del universo. En este lugar donde reina un ambiente misterioso y casi mágico. En el centro del complejo se levanta el templo de Angkor Wat, dedicado al dios Visnu, el más grande del mundo, adornado con los mayores bajorrelieves que se conocen que relatan toda la historia de la mitología hindú.

Este lugar sufrió una importante destrucción durante la demencial época de los Jemeres Rojos, cuatro años de barbarie (entre 1975 y 1979) en los que numerosas estatuas de Buda fueron decapitadas y las paredes de los templos fueron usadas como diana para las prácticas de tiro del ejército.

Hoy sobre los templos de Angkor se cierne una amenaza diferente: la de la marea de turistas que inunda este lugar a diario. Millones de personas al año que trepan por los muros, se llevan fragmentos de piedra de recuerdo y pisotean sin control alguno las tallas milenarias de los suelos de los templos. Algo de lo que las autoridades camboyanas tendrán que ocuparse si no quieren que el complejo de Angkor muera de éxito.

Fotos vía: minube.com

Escrito por Daniel Terrasa el 24 julio, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario