Viajes

Andouillette, la salchicha francesa

Cuando uno viaja a Alemania espera encontrarse con puestos callejeros donde degustar la famosa Bratwurst. En Francia esta imagen está descartada, aunque dentro del espectacular abanico gastronómico del país galo hay también sitio para la salchicha, o mejor dicho, la Andouillette.

Carne de cerdo condimentada con hierbas, especias e incluso vino y otras bebidas alcohólicas. La receta puede variar según cada región, pero el sabor y el aroma de esta delicia resulta siempre una agradable sorpresa.

La andouillette de Troyes

Un buen sitio para probar por primera vez la andouillette es la ciudad de Troyes. Allí se venden en gelatina. Aunque no es un hecho probado, muchos franceses admiten que esta ciudad de la región de Champagne es la cuna de este manjar.

Sea esto cierto o no, la verdad es que en las vitrinas de las charcuterías de Troyes siempre está presente la andouillette en todas sus variedades.

Hay que explicar que esta salchicha tiene poco que ver con el Bratwurst germano. El relleno es más basto, únicamente compuesto por finas tiras de panceta (y tal vez un poco de perejil picado), y su tamaño, considerable. Según los cánones, una andouillette auténtica debe pesar entre 150 y 180 gramos.

Se pueden comer frías, en lonchas y como aperitivo, o bien servir al horno, guisadas o asadas, cuando no justo recalentadas o a la parrilla. Las de Troyes son las más famosas pero se elaboran buenísimas andouillettes en  Borgoña, Bretaña, Normandía o Touraine, por ejemplo. Cuando pruebes esta “salchicha francesa” solo hay dos opciones: la detestarás o te enamorarás de ella. Pero en el segundo caso, será un amor eterno.

Fotos vía: Le Figaro

Escrito por Daniel Terrasa el 4 mayo, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario