• Reportajes, Viajes

    Alcatraz, una prisión de película

    The Rock. La isla de Alcatraz, en la bahía de San Francisco, es algo más que un simple islote batido por el furioso oleaje del Pacífico. Aquí estuvo una de las prisiones más famosas de la historia, al menos de la historia del cine.  Un verdadero mito tanto dentro como fuera de los Estados Unidos que recibe cada año a miles de visitantes.

    Tomamos un ferry en el muelle de Fisherman’s Wharf, en el puerto de San Francisco. La excursión completa, con entrada incluida a la vieja cárcel, cuesta alrededor de 40 dólares. En menos de media hora estamos allí. Desde el barco, con el viento golpeánonods en la cara, la isla nos parece más pequeña de lo que habíamos imaginado.  En realidad son solo 7 hectáreas de terreno escarpado sobre las que se levantan un pequeño faro y los edificios de la penitenciaría, rodeados de altos muros y alambres de espino.

    Parece mentira: una leyenda tan grande para una prisión relativamente pequeña que apenas estuvo en uso tres décadas, desde 1934 hasta 1963. La culpa de tanta fama la tienen algunos ilustres presos que se alojaron en sus celdas como por ejemplo Robert F. Stroud “Birdman”, Alvin Karpis o Al Capone. Ellos forjaron el mito de la cárcel de Alcatraz que el cine se encargó de agrandar y popularizar gracias a films como El Hombre de Alcatraz (1962) o The Rock (1996).

    Otro de los aspectos que contribuyeron a engrandecer el mito de Alcatraz fue su fama de prisión inexpugnable. Realmente las fuertes corrientes de la bahía de San Francisco actuaban como una barrera natural infranqueable, siendo imposible ganar la costa a nado desde allí. Solo hubo una fuga exitosa, que quedó inmortalizada en el celuloide en la película Escape From Alcatraz (1979).

    Hoy la vieja prisión se puede visitar como cualquier otro museo de la ciudad. Para algunos puede resultar desagradable recorrer sus siniestros y fríos pasillos, comedores, celdas de castigo y torres de vigilancia, sin embargo, los amantes del cine no se resisten a imaginar que de un momento a otro aparecerá caminando detrás de alguna esquina el mismísimo Clint Eastwood enfundado en su uniforme azul de preso, planeando en silencio su fuga.

    Fotos vía: inetours.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 21 octubre, 2011 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , Reportajes, Viajes

    Canalviajes (@Canalviajes) (@Canalviajes) | 21 de octubre de 2011 | 7:57 am

    Alcatraz, una prisión de película http://t.co/Z9KcTs1n

    Déjanos tu comentario