• Viajes

    7 visitas imprescincibles en Flandes

    Bélgica tiene dos almas: la valona, al sur, que para muchos es una extensión de Francia; y la flamenca, al norte, más vinculada a la vecina Holanda pero poseedora ed una personalidad propia y llena de ciudades y paisajes que hacen soñar a los viajeros. Estas son las 7 visitas imprescindibles que no puedes dejar pasar en tu viaje a Flandes.

    1. Brujas

    La Venecia del Norte, una ciudad mágica que cautiva a todos cuantos la visitan. Sus canales, su magnífica arquitectura flamenca, sus puentes, sus jardines y sus chocolaterías… Pasar unos días en Brujas es vivir en un sueño del que los viajeros no quieren despertar.

    2. Mechelen

    La pequeña Malinas, a media hora entren al norte de Bruselas, es el ejemplo perfecto de ciudad flamenca. Disfrutar de una buena cerveza belga (hay miles de variedades poara elegir) sentados en alguna de las terrazas del Groote Markt.

    3. Gante

    También surcada de canales y dominada por una colosal fortaleza (Gravensteen), Gante conserva aún la gloria de otros tiempos, reflejada en sus edificios. También pasa por ser la capital gastronómica de Flandes. Dicen que los mejores gofres de Bélgica están aquí.

    4. Ypres

    Los amantes de la historia no pueden dejar de visitar esta pequeña localidad en el extremo occidental de Flandes, escenario de cruentas batallas en las dos guerras mundiales. Todo este terrible pasado se puede revivir en un museo excepcional llamado In Flanders Fields.

    5. Amberes

    Capital de Flandes y segunda ciudad belga en tamaño e importancia, después de Bruselas. Antwerpen es famosa por su gigantesco puerto comercial a orillas el río Escalda, por ser el mayor centro europeo de compraventa de diamantes y por ser la patria de uno de los más grandes pintores flamencos de la historia: Rubens.

    6. Leuwen

    Lovaina es la gran ciudad universitaria de Bélgica, siempre llena de vida y de gente. Además su patrimonio arquitectónico es uno de los mejores conservados del país.

    7. Ostende

    En la estrecha franja litoral belga, asomada al Mar del Norte, Ostende se levanta como una de las pocas opciones que tienen los belgas a poca distancia de casa para disfrutar de la playa. Hoteles, restaurantes, un animado casino y una larguísima playa de arena dorada y aguas frías hacen de Ostende un lugar especial.

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 10 octubre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario