• Viajes

    7 sitios de ensayos nucleares que se pueden visitar (sin peligro)

    La llamada Era Atómica empezó el 16 de julio de 1945, cuando el Proyecto Manhattan detonó su primer éxito ensayo con armas nucleares en el desierto de Nuevo México y apenas un mes después dos bombas atómicas fueron lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Desde entonces nuestro planeta ha visto más de 2.000 ensayos nucleares y ha vivido durante décadas bajo la amenaza de una guerra nuclear. Nuestro post de hoy vista 7 sitios de pruebas nucleares que actualmente se pueden visitar sin temor a sufrir la radiactividad.

    1. Trinity Site, Nuevo México

    Trinity fue el banco de pruebas para hacer el test definitivo de la que sería más tarde la bomba llamada Fat Man, que reduciría la ciudad japonesa de Nagasaki a cenizas.

    Aunque a esta zona militar le está vetado el acceso a los civiles, Trinity abre un día al año, el primer sábado de abril, a turistas y curiosos. Allí se puede ver la arena convertida en cristal a causa de aquella monstruosa bomba de plutonio.

    2. Nuclear Crater Dome, Islas Marshall

    Muchas islas y atolones del Pacífico Sur fueron utilizadas para cientos de un pruebas nucleares atmosféricas por el ejército estadounidense.

    A finales de 1970, en un esfuerzo por limpiar los restos radiactivos dada por esas explosiones, el gobierno mandó sepultar el cráter de su ensayo más devastador: la prueba nuclear llamada “Cactus”, para cubrirlo luego con una gigantesca cúpula de hormigón.

    3. Semipalatinsk, Kazajstán

    La antigua ciudad soviética de Semipalatinsk (hoy llamada Semey) fue el principal sitio de pruebas nucleares de la Unión Soviética. En total, se realizaron 456 pruebas nucleares aquí entre 1949 y 1989. Un gran número de cráteres, parcialmente lleno con agua, dan testimonio de estos experimentos.

    Es escalofriante pensar que la Unión Soviética llevó a cabo estas pruebas nucleares sin tener en cuenta los efectos sobre la salud de los 200.000 residentes de la zona, que no fueron evacuados ni avisados de lo que sucedía. Aún hoy, un área de más de 18.000 kilómetros cuadrados sigue presentando altas dosis de contaminación radiactiva.

    4. Tsar Bomba, Nueva Zembla, Rusia

    El paisaje estéril y remoto de Nueva Zembla, en los confines del Ártico, fue el elegido por los soviéticos para su monstruosa prueba nuclear de 1954. Allí fue detonada la bomba Tsar, que produjo la explosión nuclear más grande de la historia. Actualmente los cruceros frecuentan la parte sur del archipiélago, aunque la base militar sigue estando cerrada al público.

    5. Doom Town, Nevada

    Una zona del desierto de Nevada conocida como Yucca Flat fue el escenario de la Operación Cup of Tea en 1955: una serie de 14 ensayos nucleares que debían evaluar el impacto de un ataque nuclear sobre una población.

    Para ello se construyó una ciudad fantasma llena de viviendas y otros edificios habitados por maniquíes. Una ciudad condenada a la destrucción (de ahí el nombre de Doom Town). Sus restos pueden visitarse aún hoy.

    6. El atolón de Bikini, Micronesia

    A medio camino entre Hawai y Australia hay una serie de islas que, siendo auténticos paraísos naturales, se convirtieron al final en un infierno en la Tierra. Los habitantes de Bikini fueron reubicados a la fuerza en otra isla vecina cuando Estados Unidos decidió hacer detonar 23 bombas nucleares en este lugar, hoy lógicamente inhabitable.

    7. BREN Tower, Nevada

    En 1962, de nuevo en el desierto de Nevada, se levantó una torre con un mástil de 500 metros de altura, aproximadamente la misma a la que la bomba de Hiroshima explotó. El mástil se diseñó para simular la radiación de esa bomba.

    El mástil, conocido como BREN Tower, es más alto que el Empire State Building, y es uno de los lugares más visitados del estado, sobe todo para los amantes de la historia del siglo XX. A pesar de todo, el sitio es completamente seguro para la salud.

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 10 septiembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario