• Viajes

    5 islotes en Mallorca a los que llegar nadando

    Una larga lista de islotes, farallones y escollos de diferentes formas y tamaños adornan el paisaje costero de Mallorca. Todos ellos deshabitados, algunos de ellos hermosos y sorprendentes. Y lo mejor de todo: se puede llegar a ellos nadando sin tener que ser un atleta. Pequeñas joyas mediterráneas, aún salvajes, que explorar y disfrutar. Esta es nuestra selección:

    1. Na Guardis

    De la docena larga de islotes que se extienden como un rosario alrededor de la Colònia de Sant Jordi, en el sur de Mallorca, Na Guardis es sin duda el más bonito. Se puede llegar hasta él cubriendo a nado la distancia de 300 metros desde la Platja des Carbó. En el centro del islote, nos aguarda una pequeña sorpresa: un antiguo yacimiento arqueológico que data de la época de los fenicios.

    2. Pantaleu

    Se trata de un islote redondo que emerge a tan sólo 180 metros delante de la playa de Sant Elm, en el extremo occidental de Mallorca. Forma parte del Parque natural de Sa Dragonera. Dicen que allí se detuvo la flota del rey Jaime I de Aragón antes de acometer la conquista de la isla. Hoy habitan en él numerosas especies de aves mediterráneas. La zona marina que rodea a Pantaleu está protegida y por tanto se prohíbe pescar en ella.

    3. Illot des Porros

    Que nadie se confunda: el nombre de este islote en castellano es “isla de los puerros”. Así es: en él crecen numerosos puerros silvestres. El Illot des Porros está situado en la bahía de Alcùdia, apenas a 65 metros de la costa.  En este islote de 3.500 metros cuadrados de superficie se halla una necrópolis talayótica que data del siglo VII a.C. en la que se encontraron restos de 285 personas de origen oriental, posiblemente púnico. Su curioso nombre se debe a su característica vegetación:.

    4. Illes Malgrat

    Son dos islotes hermanos que forman parte del hermoso paisaje de la bahía de Santa Ponça. El más cercano se encuentra a 300 metros de la costa y el más alejado, que es también el más grande, a 430 el más grande. Lo mejor es que se puede bucear en sus aguas, disfrutando de la visión de las impresionantes praderas de posidonia a escasa profundidad. De hecho, en  el año 2007 se aprobó el hundimiento de una fragata en la zona con el fin de crear un arrecife artificial y favorecer esta actividad.

    5. Alcanada

    Un precioso faro corona esta minúscula isla situada a 150 metros de la costa de la bahía de Alcùdia. Para visitar esta maravilla no hace falta nadar, puesto que la profundidad del agua es tan baja que en los tramos más difíciles no supera el metro y medio. Basta simplemente con estirar el cuello.

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 mayo, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario