Viajes

40 años de la Ópera de Sydney

133815244-3ee2fa2e-24b8-4c85-8db3-2607823a3808

Inaugurado por la Reina de Inglaterra en 1973, la Casa de la Ópera de Sydney se convirtió rápidamente en el gran símbolo de la ciudad y de la Australia moderna. Ahora este magnífico edificio cumple 40 años con sus grandes velas desplegadas a los pies de la bahía.

La obra maestra del arquitecto danés Jorn Utzon fue inaugurada el 20 de Octubre 1973 y cuatro décadas más tarde la ciudad más populosa e importante de este país-continente se dispone a festejar el aniversario durante varias semanas con todo tipo de actos y celebraciones.

133815184-46b2a304-41e6-4fbe-a12d-a1a0ef696788

Cegada por su aspecto grandioso y brillante, mucha gente en Australia ignora o ha olvidado ya las tremendas dificultades que se afrontaron para convertir este proyecto en realidad. La gestación fue especialmente larga: el concurso fue lanzado en 1955 y la propuesta de Utzon, arriesgada e innovadora, se llevó el gato al agua. Eso sí, iba a ser muy caro, tanto que  hubo que crear una lotería estatal para financiar la terminación de la obra.

133814567-4bfa9aa2-1134-4864-b452-162ca4e405c0

Cuando todo parecía encarrilado el arquitecto danés abandonó en 1966 el proyecto por discrepancias con el entonces nuevo gobierno de Nueva Gales del Sur. Aun así, se decidió seguir adelante, con o sin él. Utzon ni siquiera fue invitado a la ceremonia inaugural y nunca vio la obra terminada. Aunque recibió el Premio Pritzker en 2003 y un tardío reconocimiento póstumo en 2008 por parte del Gobierno de Australia.

La Opera House fue uno de los primeros edificios en el mundo en los que se utilizaron programas informáticos para decidir su configuración final. Para crear una gran estructura sin columnas se estudiaron tres formas diferentes de las ondulaciones del techo, “T” a la “Y” y “V”, cada uno con diferentes presiones funcionales que se han ido a apoyar. Gracias a esto, el punto más alto de azotea alcanza los 67 metros.

133815963-0c204be7-6b15-4657-afcf-d440e4974a77

El techo está cubierto con más de un millón de placas y sus vidrieras alcanzan una superficie de más de 6.000 metros cuadrados. En e laño 2007 este fabuloso edificio que cambió para siempre la identidad cultural de Australia, entró en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Fotos vía: guardian.co.uk

Escrito por Daniel Terrasa el 21 octubre, 2013 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario